ATENCIÓN AL CLIENTE

981 918 420

Aplazamiento de la maternidad

La edad de la mujer y del hombre juegan un papel fundamental en la tasa de fertilidad de la pareja. Esto está relacionado sobre todo con la calidad de los gametos: los ovocitos y los espermatozoides. Se sabe que la calidad de los gametos es optima entre los 16-25 años y que decrece de forma significativa a partir de los 35 años. De ahí que en países subdesarrollados, donde la maternidad se establece a edades muy tempranas, el índice de natalidad sea significativamente más alto que en países desarrollados.

Además, la mayor tasa de embarazo que se encuentra en adolescentes en los mismos países desarrollados demuestra una vez más la importancia de la edad en la tasa de fertilidad de la pareja. Las gónadas (el ovario y el testículo) son extremadamente sensibles a factores tóxicos medioambientales. De hecho podrían considerarse como biosensores muy sensibles que detectan la presencia de condiciones favorables o desfavorables para la reproducción.