ATENCIÓN AL CLIENTE

981 918 420

Estrategía a seguir

Sin ninguna duda, la infertilidad está adquiriendo un importante protagonismo en las sociedades desarrolladas, ya que aproximadamente el 15% de la parejas con deseo gestacional presentan dificultades a la hora de lograr una gestación evolutiva a término.

En el 60% de dichas parejas se detecta una causa masculina de subfertilidad o de infertilidad, es el llamado factor masculino, que de forma aislada o coincidente con otra causa femenina (factor femenino), podría explicar esa dificultad en lograr el tan anhelado embarazo. Dado que en un 75% de los casos la causa del factor masculino es una necroastenozoospermia, con o sin daño del DNA espermático, y que la necroastenozoospermia y el daño del DNA espermático hoy en día pueden prevenirse mediante tratamiento farmacológico (Alvarez, Rev Int Androl, 2011), esto va a permitir que estas parejas puedan tener hijos de forma “natural”, sin tener que recurrir a técnicas de reproducción asistida.

Esto evitaría en estas parejas los altos costos y los posibles riesgos que pueden derivarse de estos procedimientos, como podrían ser posibles hiperestimulaciones ováricas, o los embarazos múltiples, que se añadirían al desgaste emocional y económico que estos tratamientos conllevan. Es decir, una de cada cuatro parejas de infertilidad con factor masculino podrían tener hijos de forma natural si el factor masculino se tratase de forma adecuada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Ver nuestra política de cookies.

Acepto las cookies del sitio web.